“Logan”

1
975
views

Se ha dicho que “Logan” es tal vez la mejor película de superhéroes que se haya hecho, con el detalle de que realmente no es una película de superhéroes. «Logan» muestra a Wolverine y al Profesor X en estado de decrepitud, en un mundo en el que los mutantes se están extinguiendo. Su viaje junto a una niña en busca de «El Edén», el lugar donde refugiarse de los ataques de los malos (los locos manipuladores de genes que torturan a los mutantes), es una road movie mezclada con western, thriller violentísimo y película de terror (la niña es inquietante y por doquier hay niños que matan a adultos que matan niños). Como yo no soporto las películas de terror, no pude disfrutar mucho de este filme, sin dejar de estar sorprendido por lo que estaba viendo.

«Logan» ha sido dirigida por quien ya había sido responsable de la primera película de la trilogía sobre este superhéroe, “Wolverine”, James Mangold. El cineasta desafió todas las convenciones del género. Vemos al héroe asesinando a unos mexicanos y la cámara, desplazándose sobre los cadáveres, nos hace sentir que lo que vimos fue un asesinato y no un mero ejercicio convencional para presentar a un personaje. Los superhéroes muestran sus hilachas sin ningún propósito ulterior del tipo: «pese a las adversidades, el corazón bueno…» Simplemente son así, alcohólicos, seniles, feos, pobres. Y la nueva generación que aparece en el horizonte no va a ser mucho mejor que digamos, por lo menos en cuanto a cordura.

La trama es concisa, coherente, depresiva. La sangre corre a borbotones.
Todo esto ha merecido que “Logan” sea clasificada como restringida para mayores de 18 años, lo que no ha impedido –y quizá en cambio ha impulsado– que arrasara la taquilla, recolectando hasta ahora más de 600 millones de dólares en Estados Unidos y Europa. En La Paz se sigue exhibiendo por un mes y medio.

Este éxito ha llevado a los competidores de Marvel, la casa creadora de los “X-Men”, a tratar de imitar la estrategia en sus próximas películas de Batman y Superman. La Marvel misma, en cambio, ya no repetirá esta senda: su presidente ha señalado que, como es lógico, la firma no tiene intención de restringir su público a propósito.
Hugh Jackman (Wolverine) hace en esta película una actuación mejor que todas las que le habíamos visto, y se despide emotivamente del personaje. De paso prueba que un guion inteligente resulta una bendición para todos.

«Logan» cierra una saga que hizo imaginar y disfrutar a millones de jóvenes. Fue la historia de un «duro de matar» que vivía inenarrables angustias psicológicas mientras podía curarse fácilmente de sus heridas físicas. Uno de los dos superhéroes fumadores y el único escéptico sobre la lucha por el bien, que, sin embargo, un poco en contra de su voluntad, terminaba haciendo proezas increíbles. El epílogo de su saga nos lleva a considerarlo, en definitiva, un alma digna de lastima, con un destino alejado de la mano de Dios.

Artículo anteriorToni Erdmann: Una comedia alemana de tres horas
Artículo siguiente“Un golpe con estilo”
Fernando Molina
Fernando Molina. Periodista y escritor boliviano. En 2012, ganó el premio Rey de España de periodismo iberoamericano. Es colaborador de varias publicaciones bolivianas e internacionales, entre ellas El País de España. Fue director de los semanarios Nueva Economía y Pulso, y subdirector del diario La Prensa. Ha publicado numerosos artículos en medios escritos y digitales de su país y de Santiago de Chile, Madrid y México. Autor de libros de ensayos, biografías, historia intelectual y contemporánea, es uno de los escritores más prolíficos y reconocidos de Bolivia.
Compartir

1 Comentario

Deja un comentario